Mensajes etiquetados Finanzas

Nueva Clínica Financiera para Freelancers!

Vuelve en Julio una edición con cupos limitados para 10 freelancers que tengan ganas de aprender cómo llevar sus números para dejar atrás la angustia de no poder ordenarse con el dinero.

clinica financiera para freelancers

Jueves 20/7 de 18.00 a 20.00 en La Maquinita de Belgrano (Cabildo y Echeverría).

+info: hola@trainerfinanciero.com

Agenda Julio/Agosto: Taller de Inversiones y Evento de La Minipymer!

Se vienen 2 meses con muchas oportunidades para aprender de todo sobre inversiones y finanzas para emprendedores!

En Julio comienza una nueva edición presencial del Taller de Introducción a las Inversiones. El Taller lleva 21 ediciones y más de 200 participantes que ya están haciendo crecer sus ahorros. 4 encuentros para aprender riesgos y oportunidades de dólar, plazo fijo, Lebac, Letes, Bonos, Acciones y Fondos Comunes de Inversión entre otras alternativas.

Cuándo: Los días Miércoles 19 y 26 de Julio y 2 y 9 de Agosto, de 19.00 a 22.00 (con un coffe break en el medio)

Dónde: En La Maquinita uno de los mejores espacios de co-working ubicado en Villa Crespo (Loyola y Malabia)

TII 2017-07

Cupos limitados!

+info/inscripciones: hola@trainerfinanciero.com

 

Y en Agosto volvemos a ser invitados especiales de La Minipymer para hablar sobre cómo aprovechar la información económica y financiera que genera nuestro negocio para poder saber cómo nos va.

Minipymer 201708

+info/inscripciones: click acá

Agenda Junio: Trainer Financiero en EXPERIENCIA MINIPYMER!

https _cdn.evbuc.com_images_30455044_163993011280_1_original.jpg

Vamos a participar de uno de los eventos más interesantes para el público emprendedor. La Minipymer es un grupo de emprendedoras que convoca a otras emprendedoras a aprender todo lo que hace falta para mejorar las posibilidades de éxito de tu negocio.

En el contexto de la Experiencia Minipymer 2017 – NUEVO DESAFIO que tiene una agenda super intensa con todas las áreas relevantes sobre la gestión de un proyecto, nos invitaron para desarrollar un tema fundamental para las finanzas de todo emprendedor: Información clave para tu estrategia económica.

El programa abarca los siguientes temas:

– Indicadores económicos: Ingresos, Costos y Gastos

– El menú de productos: ¿Qué genera Ingresos?

– Cómo registrar las ventas para sacarle el jugo a los datos de precios y cantidades

– Cómo determinar el Costo unitario, registrar los Costos del mes y conocer el margen

– Los Gastos y la estructura operativa: ¿a partir de qué momento es rentable el negocio?

Va a ser el día Sábado 3 de Junio de 9:30 a 13:00 en Area Tres (Palermo) – cupo limitado a 100 participantes.

+info/inscripciones: click acá

Vuelve la Clínica Financiera para Freelancers!

CFF 03-17

Clínica Financiera para Freelancers!

cff

El Freelancer es un ser caótico por definición: el costo de la libertad muchas veces es el caos. Pero en el desorden es difícil funcionar por eso en la Clínica Financiera para Freelancers vas a aprender a ordenar tus números para equilibrar los números de tus actividades (sin importar la cantidad de kioskos), con los de tu estilo de vida.

Durante dos horas vamos a trabajar con conceptos centrales para organizar el esquema mental de Ingresos y Gastos (lo económico) vs. Entradas y Salidas (lo financiero). En función de eso vamos a proponer un método para registrar y criterios para encarar el ciclo de presupuesto-facturación-cobranza y organizar el equilibrio de gastos y pagos, aprendiendo a usar herramientas que nos ayuden a proyectar y planificar cómo financiarnos, evitando el colapso. Los participantes van a poder exponer su propio caso y recibir en el momento recomendaciones a partir del análisis puntual de su situación.

Qué hay que llevar: idealmente tu notebook o tablet con Excel o Google Spreadsheets, tener a mano tus resúmenes de tarjeta y del banco y algún presupuesto que hayas enviado últimamente.

Cuándo: El Jueves 1/12 de 11.00 a 13.00

Dónde: En La Maquinita, un espacio de Co-working en Villa Crespo (Loyola 501 – esq. Malabia)

+info: hola@trainerfinanciero.com

Atentos Emprendedores! Primer Workshop Financiero del año!

WFE 1-2016

Emprender es genial. Pero llevar adelante un emprendimiento sin saber cuánto gana y manejando el dinero de forma caótica, no.
En el Workshop Financiero para Emprendedores vas a aprender:
– conceptos clave para organizar los datos que genera tu negocio
– herramientas para visualizar los resultados y gestionar mejor las finanzas

+info sobre el programa: click acá

Son 2 encuentros, los sábados 30/4 y 7/5 de 10 a 12 en La Maquinita (Palermo).

Info/Inscripciones: hola@trainerfinanciero.com

Agenda de Octubre: Taller de Introducción a las Inversiones y workshop Financiero para Emprendedores

TII 10-2015 LWFE 10-2015

Todo lo que necesitás saber para invertir tus ahorros o para administrar las finanzas de tu emprendimiento.

+info: hola@trainerfinanciero.com

 

¿Qué es la guerra de monedas y cómo nos afecta?

Desde hace unos días, a raíz del cambio brusco de valor en la moneda de Brasil (Real) primero y en la de China (Yuan) después los diarios y noticieros empezaron a alertar sobre la Guerra de monedas y más de uno debe querer saber dónde están los refugios por si empiezan los disparos. Por suerte no es un conflicto armado. El término “Guerra de monedas” si bien es relativamente nuevo, explica algo que pasa en la economía mundial desde hace varias décadas.

Si bien la palabra “guerra” asusta un poco, es una forma exagerada de definir las pujas por el valor de los bienes internacionales. Lo que describe es un contexto en el cual las monedas de muchos países empiezan a hacerse más baratas, lo que en economía llamamos devaluación.

¿Por qué pasa esto? Para poder responder esta pregunta, primero hay que imaginarse el planisferio. Dentro de cada país podemos poner íconos de lo que cada uno produce para exportar: materias primas o commodities (Oro, Cobre, Hierro, Gas, Petróleo, Trigo, Soja), productos industriales (ropa, juguetes, bicicletas), productos con tecnología integrada (smartphones, computadoras, vacunas) y servicios (contenidos audiovisuales, turismo, desarrollo de software). Eso que los países se venden entre sí tiene un precio interno, pero también tiene que tener necesariamente un precio internacional para poder vender (y comprar), expresado en un valor internacional, porque salvo excepciones, los países no tienen monedas internacionales. Esa unidad internacional no existe. El dólar, por ser la moneda de la principal economía del planeta, es la que más usan los países para poner un precio internacional (y pagar las compras y cobrar las ventas), junto con el Euro en menor medida y el Yuan dentro de la zona de influencia de China. Cuando un país define su tipo de cambio, automáticamente le pone un precio internacional a todos sus bienes y servicios, porque define cuántas unidades de la moneda local equivalen a la moneda internacional y de esa forma los precios internos pueden traducirse en precios internacionales. Esos precios internacionales van a dar la pauta de si los bienes locales son más baratos o más caros que los extranjeros (y si conviene importar o no y, al mismo tiempo, si el país es competitivo para exportar o los costos internos hace que los productos locales, a precios internacionales, sean muy caros).

Si bien los países se compran y venden mutuamente, no lo hacen en la misma proporción, por lo que el saldo comercial entre países no siempre está equilibrado. En suma de las ventas (exportaciones) y las compras (importaciones) de un país, se llega a un saldo, que es la balanza comercial y si da positivo tiene superávit y si da negativo tiene déficit. El problema es que un déficit comercial no se puede sostener indefinidamente.

Por eso los precios internos son muy importantes (y la inflación tan perjudicial) y por eso el tipo de cambio es tan decisivo.

El problema es que si un país decide hacerse artificialmente más barato modificando el valor de su moneda, el efecto espejado es que sus socios comerciales automáticamente se vuelven más caros, por lo que le traslada el problema al resto. Eso puede empujar a los demás países a intentar empatar el efecto devaluando su moneda y quedando todos más baratos en relación a las monedas de los países más fuertes. Esos países, por otro lado, no necesariamente van a querer sostener una economía con precios muy altos para exportar y con precios internos artificialmente más bajos que podrían inundarlos de importaciones, por lo que a la larga, podrían terminar ajustando ellos también el valor de su moneda en relación a la del resto de la economía mundial. Y ahí empieza la guerra.

¿Cómo puede afectarnos en el día a día esta “guerra”?

Si vivimos en un país que no modificó su tipo de cambio oficial para ponerse a la par del resto de los países con los que comercia, puede terminar vendiendo menos (y comprando más) afectando negativamente a la actividad industrial local o termina devaluando para acomodarse a los nuevos precios internacionales y equilibrar su balanza comercial.

Si se trata de un país muy dependiente del comercio exterior (para conseguir dólares para pagar deuda externa o para pagar importaciones de energía) la presión es todavía más fuerte.

Desde el punto de vista de las Finanzas Personales, eso llevaría a encarecer todo lo que consumimos que sea importado (desde un viaje al extranjero hasta la suscripción a Netflix) y, si nuestros ingresos están vinculados directa o indirectamente a clientes del exterior, nos volveríamos transitoriamente más baratos. Otra consecuencia directa es el valor de nuestros ahorros: si están dolarizados o en activos atados a la cotización del dólar, todo lo que se devalúe será trasladado al valor de mis ahorros en moneda local (y en algunos casos, podríamos ganar más). Si los ahorros están en pesos (en el colchón o en un plazo fijo) después de la devaluación van a valer menos en dólares.

Otro efecto de este proceso es la suba de precios de los bienes importados que no tienen producción local (y que muchas veces son insumos de las industrias nacionales para producir bienes locales). Esos precios más altos seguramente contribuyan a una mayor inflación, por lo que nuestros ingresos en moneda local, si no aumentan, van a alcanzar para menos bienes y servicios.

Para cerrar, una gráfico de cuánto devaluaron los principales países respecto al dólar este último tiempo, extraída de este artículo que recomiendo escrito por Miguel Boggiano de Carta Financiera.

Dolar_Ultimos_12-meses

 

El Sueldo del Emprendedor

Uno de los errores más frecuentes del emprendedor es fijarse un sueldo. Es un error casi inevitable, porque parte de premisas elementales como el costo de oportunidad o las necesidades financieras del emprendedor.

En el primer caso, cuando un emprendedor deja un trabajo con sueldo fijo para dedicarse a emprender o cuando le llega información de cuánto podría ganar haciendo otra cosa, muchas veces asume que el emprendimiento debería remunerarle ese monto (o algo similar) por el simple hecho de que él como emprendedor podría hacer eso en vez de estar llevando adelante el emprendimiento.

En el segundo caso, suele pasar que en general el emprendedor no cuenta con un fondo de reserva propio para poder vivir de ahorros esperando a que el emprendimiento despegue, entonces se genera una expectativa de retiros en línea con lo que necesitaría para sus gastos personales.

En ambos casos, el enfoque del sueldo del emprendedor es incorrecto. Un emprendedor en primer lugar no debería cobrar un sueldo, porque no es empleado de su emprendimiento si no que está más cerca de ser un empresario que, en todo caso, si las cosas van bien, puede tener ganancias.

Quiere decir que, en el mejor de los casos, los retiros que se hacen de forma mensual (o cuando la caja del emprendimiento lo permite) son anticipos de la ganancia del emprendimiento.

El emprendimiento, y más específicamente, la posibilidad de que dé ganancias, depende de variables como el producto o servicio que se ofrece, el precio al que se consigue en el mercado, la escala, la competencia, el desarrollo de canales de distribución, los costos, la publicidad, etc.

Es muy importante entender que un proyecto no suele dar ganancias desde el primer día. Y cuando eso sucede, de forma excepcional, es fundamental reinvertir las ganancias porque se está frente a una gran oportunidad.

Exigirle a un emprendimiento desde el día uno no sólo que pueda generar la capacidad de remunerar al emprendedor, si no de que pueda generar dinero en línea con el costo de oportunidad o con las necesidades financieras personales del emprendedor puede terminar asfixiando las posibilidades reales de despegar.

Sólo en casos en dónde se cuenta con una inversión respaldando un plan de negocios con los fondos necesarios para garantizar el retiro de anticipos de ganancias sin afectar el flujo de fondos del negocio es razonable fijar un monto mensual que pueda hacer las veces de honorarios de director o el equivalente al sueldo de un gerente.

Si se trata de un emprendimiento que nace con una inversión modesta o con una inversión que consiste principalmente en horas de trabajo y talento, lo más probable es que el retiro anticipado de ganancias, producto de las primeras ventas, netas de los costos incurridos, termine afectando la capacidad de financiar las inversiones necesarias para que el emprendimiento crezca y llevando una gran idea a la bancarrota. Esto es así porque en la medida que no haya una inversión externa o un préstamo, el crecimiento se financia con las ganancias.

Esto no quiere decir que no se pueda retirar ni una moneda del emprendimiento. Es posible fijar un esquema de retiro de anticipos de ganancia, pero la clave está en poder realizar un análisis minucioso de las posibilidades del negocio, llevar un registro correcto de ingresos, costos, gastos e inversiones, proyectar distintos escenarios, para luego determinar bajo qué circunstancias es viable retirar lo que se quiere retirar porque lo puede soportar el emprendimiento sin afectar su potencial de crecimiento.